Animales Introducidos

 

Las frecuentes  introducciones de animales han traído consecuencias nefastas para el Archipiélago. Éstos influyen negativamente sobre la regeneración de la vegetación natural y depredan animales nativos y endémicos.

Se han realizado diversas campañas de erradicación de animales y de concientización de la población local, pero los resultados no han sido suficientes.

Las principales especies son el conejo silvestre (Oryctolagus cuniculus), el gato doméstico (Felis silvestre), el coatí (Nasua nasua), roedores (Rattus norvegicus, Rattus rattus y Mus musculus), cabras (Capra hircus) y ganado.